La fábrica climática.

En el nuevo túnel de viento climático de Mercedes-Benz se someten automóviles a pruebas bajo condiciones extremas. En esta instalación, que ha costado 52 millones de euros, no se espera a que el tiempo acompañe: se hace.

Desde una llovizna hasta un chaparrón

Un frío ártico.

De una ligera brisa a un huracán.

Los reyes del clima.